Adios Muchachos

Mucho tiempo sin postear, finalmente me decidí. Este blog queda cerrado por vacaciones.

Permanent vacations.

10. 000 BC

Es la peor película que ví en el año. No tengo ganas de criticarla punto por punto. Solo quiero decir que los norteamericanos son cavernícolas.

Loazz

Descargar La momia, la tumba del emperador dragón.

 

A ver… Vamos a ser concisos: Es mala.

Cambiaron a la heroína, que era preciosa, por otra solo linda.  Cambiaron una momia egipcia por Jet Li, en una película donde no hay excusas para tirar patadas voladoras.

Solo rescato dos momentos:

  • La esposa de Brendan Frasier ha triunfado como escritora vendiendo sus propias aventuras en la forma de  dos novela. Le ha prometido al editor una tercera entrega aunque no tenga fundamentos para poder llevarla adelante, ya que la saga de Imothep quedó por completo cerrada. Aquí, al autoparodiarse, la película se aliviana presentandose como lo que es: Una producción oportunista y vacía que agota sus pretensiones en la recaudación de taquilla que le garantizan sus predecesoras.
  • Los heroes encuentran la ayuda de los Yetis. Que les salieron, aunque irresponsablemente artificiales, queribles y simpáticos.

Si a alguien le interesa descargarla le dejo los links

Seguir leyendo

Descargar The Critters

 

The Critters fue mi película preferida cuando iba al videoclub de mi tio gordo Rubén. La ví muchas veces.

Si sos un pibito puberto que no tuvo la suere, aprovechá y bajala antes que se agote.

Si querés saber que otras películas se veían en esa época, hace click acá
Seguir leyendo

Stanno tutti bene.

La siguiente es la transcripción de un trabajo presentado con mis compañeros de la carrera de psicología. Un análisis de Stanno tutti bene y La Sconosciuta, de Giusseppe Tornatore, a través del texto de Freud: El Malestar en la Cultura (Ilustraciones agregadas).

Agradecimientos a Yamil, Anabella y Andrea.

Seguir leyendo

Descargar Annie Hall

Leer crítica

Seguir leyendo

Críticas de estrenos (y no tanto). Julio – Agosto. Rosario

Como se hace crítica de cine:

 

a) Uno va a una escuela, universidad o templo de saber. Recibe iluminación en forma codificada, endurecida, segmentada, compartamentada. Mas o menos eficaz y coherente. Al cabo de un tiempo, si demuestra ser mejor que o los demás compañeros de curso, o poseer una especial capacidad para la fellatio, lo llaman de un diario, revista, videoclub o radio. Para que escriba.

b) Uno estudia otra cosa (pongamos por caso el de Sir Pirincha: Biotecnología y Arquitectura) y mata el rato mirando películas. Al cabo de un tiempo ha adquirido ciertos gustos, ha seguido la carrera de varios directores, empieza a conocer detalles que los demas mortales ignoran porque en lugar de leer sobre cine o ver películas, se masturban mirando el baile del caño.

Un día te encontrás acorralado. Sentís que si no escribís reventás como un bombucha. Pero de que radio te van a llamar si no tenés un carajo que te acredite. Tus amigos te piden que les recomiendes películas, o peor, les prestes. Después no las entienden y te dicen “Che vos con esas películas que son un embole, de donde carajo las sacás” “¿No me bajas la de los superagentes?”.

Entonces, aunque algunos mucho antes, te tomás el pire y te instalas a vivir en internet. Te acomodás la valija en un blog y la gente empieza a caer. Como hizo Lucía (pasen a ver su blog). Y ahí se te arma el tema. Porque después que pasa la emoción y te cansas de escribir dos veces por día. Después que la mas mínima publicidad te suscita tema y variaciones para una crítica. Después que te desahogaste y encontraste gente a la que mínimamente le gusta lo que escribís. Después, no te quedan ganas de seguir escribiendo pero tenés gente que, si bien no se muere por leer tus estupideces, prefiere que escribas algo de vez en cuando.

Para toda esa gente preparé este post largo, incoherente y casi nada cohesivo.

¿Cuales son las últimas pelis que vi?

  • La deconocida, de Giuseppe Tornatore.
  • Volví a ver Annie Hall, con Woody Allen y Diane Keaton.
  • Hancock, con Will Smith.
  • Charlie Bartlet, con Robert Downey Junior.
  • El viaje a Darjeeling: dirigida por Wes Anderson y protagonizada por Owen Wilson, Adrien Brody, Jason Schwartzman, Anjelica Huston, Bill Murray.
  • Y una viejita: Stanno tutti bene, también de Giusseppe Tornatore, con Marcelo Mastroiani.

Voy a repartir un poco de halagos, corta la bocha y sin muchas vueltas:

Hancock: Es buena,  Will Smith esta andando bien. NO es una película mas de superhéroes, apenas apenas se deja infiltrar por la melosa moral norteamericana. Yo se bien que esta página no es de economía, política o nada que se le parezca pero la que se viene en economía es tremebunda. Los yankis mismos están que se mean encima. Vamos a ver que hacen con la moral de la “freedooooooooom” ahora que se les viene el agua al cuello. A ver que superhéroe se inventan y que supervillanos ahora que no quedan Osamas ni Saddames por matar y que no existe el comunismo.

Annie Hall: Siempre se vuelve a los mismos libros y las mismas películas. Pero esta vez me Shockeó. Esta película es un poquito mas vieja que yo y el mundo en el que vivimos es completamente distinto. Me dió mucha nostalgia. Por lo demás no hace falta que diga que es buena, es buenísima. Woody Allen estaba fresco como una lechuga (disculpen la frase gastada, es que estoy a dieta y todo me remite a lechuga),  todavía no había tenido amoríos con su hija adoptiva y Diane Keaton, era hermosa. Aunque en esta película no se luce por eso.

Charlie Bartlet: Buena, que les voy a decir. Un adolecente psicoanaliza y droga a sus compañeros de clase. Robert Downey hace de borracho (Igual que en Iron Man, igual que en todos lados). Y está Kat Dennings, la pendex de Virgen a los 40, que me ratonea. Se puede forzar una lectura crítica al sistema de salud mental norteamericano… Pero hay que tener muchas ganas.

Viaje a Darjeeling: No la terminé de ver. Me interrumpió una mujer del sexo opuesto. Pero tenía lindos colores como nos acostumbra Wes Anderson.

Por último me dejé las dos de Giuseppe Tornatore. Para los ignaros prepubescentes ese director es el de Cinema Paradiso. Supongo que si llegaron hasta esta parte de mi crítica es que o no saben nada de cine o saben lo suficientemente poco para no indignarse.

Hoy vi Stanno tutti bene. Marcelo Mastroiani recorre Italia visitando a sus hijos. Es la Italia de 1990. Todavía Berlusconi no había hecho todos sus escandalos. Pero aparecían la problematica de los lazos familiares rotos, la contaminación (recuerden que esta era la época de la lluvia ácida). Aquí en Argentina, el movimiento era mas o menos el mismo. Acababa de asumir una versión local de aquellos atorrantes neoliberales que invadieron los noventa y al mismo tiempo la ficción nos amortiguaba el mal paso (se dió bastante prisa) con el retorno de los buenos sentimientos. Recordemos Grande Pa, las canciones de Cris Morena en su primera versión no pedofílica, las crisis adolescentes de Beverly Hills 90210. Lo mismo hacía Tornatore, apostaba a la ternura, a los viejos valores.

La ingenuidad de ese primer enfrentamiento a la posmodernidad sin embargo deja traslucir algunos elementos peturbadores. Un ciervo mirando con tristeza (no me pregunten como) un fila de automoviles embotellados, un nene que no llora mientras tenga televisión, un globo negro que se roba los niños de una imagen soñada, gente con barbijo para evitar la polución, una svástica pintada en la pared…

Algunos detalles precisos. Tornatore te lima la cabeza con la misma canción toda la película. Usa superposición de imagenes para crear el efecto de atemporalidad o simultaneidad (que no son lo mismo, ya lo se). Nos propone un Mateo que ve a sus hijos como si fueran niños todavía.

En la desconocida nadie, salvo el ojo entrenado reconoce a Tornatore. Y el tipo se anima a todo, usa la música, usa flashbacks, se mete con la prostitución, con la distancia, con un mundo frío de gente irreparable. Pasaron 18 años desde Stanno tutti bene. La protagonista de La Sconosciuta es Ucraniana y este año la Union Europea se puso jodida con el tema de la inmigración, quieren rajar a todos.

Hay algunos elementos de quiebre entre esta y aquella de 18 años atrás:

  • La música no insiste, varía. Pero esta usada con la intención de aturdirnos, de desacomodarnos. Por momentos, cuando se juntan los puntos máximos de tensión argumental con los puntos máximos de tensión musical es dificil mantener la mirada fija en la pantalla, o no moverse en la butaca. Lo que en Stanno tutti bene es hilo conductor, homogenizador, en la Sconosciuta se usa como disrupción.
  • Los flashbacks que en Stanno tutti bene nos hablan de la elaboración constante del pasado, en la Sconosciuta nos hablan de un pasado que irrumpe en forma traumática y fija. Aparecen como un núcleo irreductible de violencia que no puede ser elaborado. Las violaciones, las vejaciones, el amor perdido (en un basurero).
  • En Stanno tutti bene, Mateo debe insistir un poco para que la gente le hable y se interese por el, hay indicios de que la otredad se esta volviendo indeseable. En la Sconosciuta asistimos a la institución de esa forma de vida. Los personajes habitan un enorme edificio con una interminable escalera caracol. Tienen miles de alarmas y trabas de seguridad. Eligen el servicio doméstico de un grupo de inmigrantes a quienes seleccionan con mucho cuidado y teniendo muy en cuenta si tienen los papeles al día.

El domingo pasado en  la contratapa de un muy buen diario argentino se podía leer lo siguiente:

…en los países ricos surgen el fascismo, el neonazismo, la violencia contra el diferente, la incapacidad del diálogo, el desprecio de la democracia. Estuve –por cuestiones literarias– unos quince días en Europa y la xenofobia, el racismo y la violencia que conllevan son moneda de todos los días. Todos piden que se expulse a los inmigrantes, que no se los deje entrar. Se levantan muros legales o muros reales, como el que levanta Bush contra los mexicanos. El mundo está entre la derecha occidental y el irracionalismo extremo del islamismo. 

El mundo en que vivimos se tira a la derecha. Es triste y el capitalismo mundial integrado (gracias por todo Felix Guattari) nos hace creer que es el único camino posible. No pude pensar en otra cosa viendo estas películas. En Annie Hall se habla de Freud, de socialismo, de izquierda en Nueva York, diez años despues en Italia Tornatore apuesta los “viejos valores” frente a un mundo cada vez peor. En el 2008 el mismo director nos interpela con una mujer violada, emputecida, apenas mejor que el malo de la película.

Resumen: Recomiendo mucha la Desconocida, vayan a verla antes de que la saquen de cartelera. Voten con cuidado en las próximas elecciones.

Detalle, el malo de la desconocida se llama Muffa y es Igual a Ischia.

Questo é tutto per oggi. Loazz