Stanno tutti bene.

La siguiente es la transcripción de un trabajo presentado con mis compañeros de la carrera de psicología. Un análisis de Stanno tutti bene y La Sconosciuta, de Giusseppe Tornatore, a través del texto de Freud: El Malestar en la Cultura (Ilustraciones agregadas).

Agradecimientos a Yamil, Anabella y Andrea.

 

Introducción:

 

Nos interesó trabajar el texto “El malestar en la cultura” (1930) de Sigmund Freud, a la luz de la obra de 1990 del director Giuseppe Tornattore “Stanno tutti bene”.

 

 

La estructura expositiva que hemos elegido se articula de la siguiente manera:

 

En primer lugar ilustraremos pasajes del texto con escenas de la película. Trataremos de analizar las mismas centrándonos sobre todo en este texto pero recurriendo también a otras herramientas críticas.

 

En segundo lugar, y ya que hemos conformado un grupo con opiniones heterogéneas, trataremos de utilizar las mismas controversias que hemos protagonizado como objeto de nuestro propio análisis

 

Por último intentaremos una revisión crítica de los postulados Freudianos y de la obra cinematográfica.

 

 

 

Primera escena:

 

Transcurre en un local de comidas rápidas, donde se encuentran el abuelo (Mateo) Y su nieto (Antonello).

 

Nieto- ¿Cómo haces para estar siempre alegre?. No pareces un viejo.

Abuelo- Aclaremos algo no soy viejo, como muchos de los que están aquí (hace referencia a los jóvenes presentes), yo le doy así de miedo a la muerte.

 

 

Abuelo- Ahora me toca preguntar a mí  ¿Qué le pasa a tu padre?.¿Esta bien con tu madre?.

Nieto- La verdad que con el trabajo, el gimnasio, amigos y la escuela casi nunca los veo, a veces si, pero no hablamos nunca.

Abuelo-¿Cómo es posible?

Cambio de escena.

 

 

Análisis:

 

En la misma podemos recurrir al conflicto expuesto en el texto entre el amor y la cultura, ya que el amor se opone a los intereses de la cultura y lo amenaza con restricciones.

La familia defiende el amor y la comunidad mas amplia la cultura.

La cultura exige cada vez mas energía para su propio consumo impidiendo de esta forma utilizar la misma para establecer nuevos lazos libidinales o mantener los originarios como en este caso ( lazos libidinales familiares).

 

Segunda escena:

 

Corresponde al viaje realizado en tren,  la cual se repite en la película con distintos protagonistas.

 

 

Análisis:

 

En este caso utilizaremos el conflicto que generan los adelantos tecnológicos, a su vez nos proporcionan un beneficio (ya que nos permite visitar a seres queridos que se encuentran lejanos), pero así mismo se plantea la contradicción de que si no existiesen los mismos estos no se hubieran alejado de la ciudad paterna.

Esto se puede concluir del texto cuando Freud plantea que este dominio sobre la naturaleza por medio de los adelantos tecnológicos( trenes, teléfonos, etc). no es la única condición de la felicidad humana y que no podemos concluir que los mismos progresos tengan un valor nulo para nuestra economía de felicidad.

Advierte que la mayoría de estas satisfacciones  siguieron el modelo “de aquel contento barato” del goce símil al producido al sacar la pierna de la cama caliente en una noche fría y volver a cobijarla.

 

Tercera escena:

 

El protagonista de la misma es solo Mateo cuando se encuentra dentro de “La scala”, durante esta se puede observar que el mismo entra al teatro que se encuentra vacío, y se imagina luego este con todas sus luces encendidas con un maestro al cual le pide “La Traviata”y aparece toda la orquesta donde se encuentra su hijo Guglielmo (como cuando era niño) tocando el bombo.

 

Análisis:

 

Podemos notar que el protagonista siente una satisfacción ante la belleza del teatro y la música, como expresa la obra, “entre estas satisfacciones de la fantasía esta el goce de obras de arte”, accesible no solo para los creadores sino también para los observadores

Esta función de la fantasía como fuente de placer y consuelo en la vida, genera una débil narcosis que el arte nos causa mediante la sustracción pasajera de los apremios de la vida.

Entonces dicho proceso nos muestra como el protagonista utiliza posibles soluciones al peso de la vida que, según Freud serían distracción, satisfacción sustitutiva e intoxicaciones, y en este caso un fantasear parecido a los que Freud describe con el nombre de sueños diurnos.

 

 

 

 

Relación de pulsión de muerte con escenas de la película Stanno tutti bene.

 

Escenas:

 

 

 

 

Pulsión de muerte:

 

La existencia de esta inclinación agresiva es el factor que perturba nuestro vinculo con los demás y compele a la cultura a hacer su gasto [de energía].

La cultura tiene que movilizar todos para poner limites a las pulsiones agresivas. No es fácil renunciar a satisfacer esta inclinación agresiva.

Es posible ligar en el amor (Eros) a una multitud con tal de que otros queden fuera para manifestarle agresión.

Una parte se dirige al exterior (agredir, destruir). Si esta agresión es limitada incrementa la autodestrucción (esto se puede ver en el sadismo y el masoquismo).

La inclinación agresiva es una disposición pulsional, autónoma, originaria del ser humano. Y la cultura encuentra en ella el obstáculo más poderoso.

Cuando es interiorizada vuelve a su punto de partida, vuelta hacia el yo. En esta interiorización el yo se contrapone con el super yo que ejerce la misma agresión que el yo había satisfecho en otros individuos.

El máximo obstáculo que se opone la cultura es la inclinación de agredirse unos a otros.

 

 

Relación.

 

Svástica pintada en la pared. Se hace visible la pulsión de muerte ya que en este símbolo hace referencia a expresiones xenófobas en la cual agraden a individuos que según ellos eran “distintos” a ellos o a individuos que tengan diferentes ideales. Ejemplo: judíos y “negros”.

Robo de la cámara fotográfica. Acá se ve la pulsión de muerte ya que el ladrón arremete a Matteo para apropiarse de sus cosas (agresión a él); y también se observa que Matteo ejerce la pulsión de muerte sobre el ladrón debido a la reacción que tuvo éste con su cámara.

Dificultad para entrar en contacto. Acá se exterioriza la pulsión de muerte ya que la no ligazón o dificultad de ligazón es propia de esta pulsión y se hace notorio cuando Matteo intenta entablar relación con los demás y los otros le demuestran indiferencia.

Metáfora de los pájaros. Es metafórico ya que cuando los pájaros pasan por la ciudad rompen el lazo grupal que los unía se desorientan y se suicidan individualmente.

 

 

 

Como ya hemos visto, la película “Stanno Tutti Bene” nos ha servido como disparador para trabajar muchos temas que aparecen en el Malestar en la Cultura. Principalmente aquellos que refieren a la exigencia de la ruptura de los lazos libidinales familiares por la exigencia de la cultura y la entrega de la energía psíquica, -que no es ilimitada-, a las necesidades de la cultura.

Tal vez por haber trabajado en grupo y por la multiplicidad de lecturas que puede disparar un texto que el mismo Freud reconoce muy amplio y ambicioso, las posiciones que generó en nosotros mismos han sido encontradas y en ciertos puntos irreconciliables. Lo mismo puede decirse de la película de Tornatore, que aunque en una primera lectura pueda parecer solo la historia de un padre que visita a sus hijos, encubre una crítica a los cambios sociales, económicos, y culturales que se producían a finales de los 80 y principios de los 90 y que son meritorios de distintos análisis por cada uno de los integrantes de este grupo.

Lejos de arredrarnos la disparidad de nuestras opiniones, hemos decidido usarlas para enriquecer el análisis de “Stanno tutti bene” a la luz de “Malestar en la Cultura”. Y agregar algunas apreciaciones que hacen referencia a la vigencia de a) Las posiciones de Freud, b) La crítica de Tornatore a la posmodernidad.

En primer lugar Freud nos advierte que las fuentes del malestar en la cultura son tres: La fuerza de la naturaleza, la caducidad de nuestro cuerpo y nuestra incapacidad de regular nuestras relaciones sociales. Esta última es en la que mas hincapié hace Freud y es la fuente de malestar que se basa en la progresiva renuncia pulsional que la cultura exige al sujeto. Y que en la película de Tornatore podemos juzgar como la fuente principal de displacer.

Tambien son tres las respuestas que se da el hombre para soportar este malestar… (ver)

Mas adelante volveremos sobre este punto pero por ahora solo dejaremos flotando las preguntas ¿Podemos pensar que la renuncia pulsional que exigía la sociedad Victoriana era la misma que exigía la sociedad Italiana de los 90? ¿Es la misma que exige nuestra sociedad? ¿Es todavía la fuente principal del malestar en la cultura? Si Freud nos dice en el Malestar en la Cultura que el neurótico es quien no ha podido tramitar de forma saludable esta renuncia pulsional ¿Qué repercusiones acarrea en la clínica un cambio, ya sea cualitativo o cuantitativo en la disposición de estos factores del malestar?

En segundo lugar, hemos reconocido, -y esto ha sido una de las fuentes de mayor discusión dentro del grupo-, que la propuesta de Tornatore es, por momentos, algo ingenua. Mateo, les exige a sus hijos que hagan un gasto libidinal a favor de la familia. Sus hijos se ven deprimidos e infelices en oposición a su padre que se ve siempre feliz. Aquí la disyuntiva se planteó de la siguiente manera:

  • Mateo esta equivocado y debe dejar tranquilos a sus hijos, es él el que debe encontrar nuevos objetos y no intentar vanamente mantener a sus hijos dentro de las ligazones libidinales familiares ya que la cultura se los exige. Aquí una posible solución por la adaptación a la cultura.
  • Mateo esta en lo correcto. El ama a sus hijos y amó su trabajo, no les exige nada extraordinario y sus hijos al despreciarlo solo profundizan la causa de su malestar. Aquí una posible solución pasa por una hostilidad a la cultura.

 

 

Aunque estas posiciones son extremas, se plantearon de esta manera en un primer momento en nuestro trabajo. Finalmente hemos llegado a una síntesis conciliadora al proponer que, si bien es cierto que los hijos de Mateo son infelices a causa de su incapacidad para crear o mantener lazos libidinales, porque la vida posmoderna los absorbe por completo, por otro lado, tambien son infelices por un sentimiento de culpa generado por las desmesuradas expectativas y la imagen distorsionada y exagerada que su padre tiene de ellos. En cuanto a Mateo, -aunque esto en particular no se resolvió con unanimidad-, creemos que en cierta forma ha cumplido con aquello que Freud dijera en sus conferencias de introducción al psicoanalisis en Estados Unidos: Esta sano quien es feliz amando y trabajando. Por lo que no debería ser el quien se adapte a la cultura. Sin embargo, hay cierta desmentida maníaca de la realidad que le impide aceptar algunas cosas. El ejemplo mas patente de esto es su negación a la muerte de Alvaro.

Luego retomaremos esta idea de la ingenuidad de esta aproximación crítica a la posmodernidad de los 90’. Ahora volveremos sobre algunas de las preguntas que dejamos flotando. Las responderemos como es habitual en nuestra disciplina: Con nuevas preguntas.

 Lo primero que podemos cuestionar es donde empieza la cultura y donde la naturaleza. Freud explica esto en malestar en la cultura de la siguiente manera. Pero ahora detengamonos un poco. ¿Ciertos efectos posmodernos de la cultura no tienen la fuerza destructiva de un maremoto, un  terremoto o un huracán? Hasta este siglo siglo la causa de migraciones mas importante ha sido el trabajo, es decir el desplazamiento de personas de un lugar a otro para entregar su energía psíquica como fuerza de trabajo. En este siglo se plantea una coyuntura impensada. Por un lado se supone que va a ser el siglo con mayor movimiento de personas por la destrucción ocasionada por el calentamiento global. Ya hay un nombre para este tipo de personas, se los llama refugiados climáticos. Sujetos cuya forma de vida se ve arrasada y que se ven obligados a viajar a otros paises, no únicamente para entregar su fuerza de trabajo sino para no morir. Por otro lado, la hostilidad que Freud aclara es constitutiva del hombre,  esta cada vez mas presente en las sociedades occidentales. La xenofobia, el racismo, el miedo, la obsesión por la seguridad, el terror a la otredad están legitimizados por el orden político emergente. Hace dos meses la comunidad europea firmó un acuerdo para expulsar a los inmigrantes de Europa. Los mismos paises ricos que podrían contener a estas personas obligadas a abandonar sus paises de orígenes, y que son los responsables de ese movimiento, los expulsan y persiguen. ¿No estamos aquí frente a lo traumático?

Y mas recientemente ayer, y mas específicamente en la Italia de Tornatore:

 

En un clima de creciente intolerancia hacia los inmigrantes, el gobierno conservador del primer ministro Silvio Berlusconi anunció ayer que desde el lunes sacará a las calle a 3000 soldados de las tres armas para que patrullen las calles y vigilen los “sitios sensibles” de las principales ciudades italianas. Mil soldados deben controlar, además, los centros de recepción de clandestinos que arriban al país, sobre todo en las llamadas “carretas del mar”, por el sur del país. Italia declaró una “emergencia nacional” la semana pasada, en un clima de medidas restrictivas contra la residencia de extranjeros.

 

Los ministros de Defensa e Interior firmaron ayer el acuerdo para incorporar también a los militares a la lucha contra la inmigración irregular.

 

La reducción de los flujos de inmigrantes del Este de Europa, Asia, Africa y América Latina se ha convertido en una política europea ante la crisis económico-financiera occidental, que muchos califican de “brutal” e “indiscriminada”.

 

 

El gobierno italiano resolvió tomar las huellas dactilares a los chicos y nenas gitanos, especialmente de la etnia rom. Tres campamentos fueron quemados en Nápoles y los gitanos huyeron hacia otras zonas.

 

Hammarberg manifestó su “enorme temor” de que la política italiana con los inmigrantes irregulares carezca “de principios humanitarios y pueda formentar la xenofobia”.

 

“Estas medidas hacen más difícil a los refugiados solicitar asilo político y seguramente aumentarán la estigmatización social y la marginación de los inmigantes, incluyendo los gitanos”, afirma el informe del comisionado sueco.

 

Ante el Parlamento, el ministro del Interior Roberto Maroni, que pertenece a la xenófoba Liga Norte, justificó la decisión de declarar la emergencia nacional en la necesidad de contener el flujo de inmigrantes irregulares. “Si el ritmo sigue como hasta ahora, este año entrarán más de 30 mil clandestinos a Italia”, dijo Maroni. En lo que va del año han ingresado ya 13 mil, agregó.

 

La oposición consideró “inhumana”, “abominable” y sobre todo “ineficaz” la política del gobierno Berlusconi, quién puso en el centro de la campaña electoral que le permitió vencer en las elecciones parlamentarias de abril, a la inseguridad que percibe la ciudadanía y a los inmigrantes clandestinos como la principal causa de los delitos, especialmente los que cometen los gitanos.

 

El despliegue de 3000 soldados junto a las fuerzas de policía fue considerado por la oposición como un “recurso publicitario”, pues paralelamente el gobierno ha hecho fuertes recortes presupuestarios a las organizaciones de seguridad. Además, algunos recordaron que en una emergencia antimafiosa, hace más de una década, el gobierno mandó a Sicilia 12 mil soldados y que ahora una cuarta parte ha sido dispersado en las principales ciudades.

 

 

 

Otro aspecto totalmente distinto es el de la represión sobre la sexualidad ejercida en la época victoriana y la nuestra. En nuestra sociedad lo que Freud llamaba perversiones se consideran elecciones sexuales respetadas e incluso celebradas. En todos los medios de comunicación abunda información acerca de numerosas posibilidades de variación sexual, son promocionadas las ventajas de la exoticidad sexual, se alienta a una tolerancia sin precedentes, el comercio sexual es mucho mas accesible que décadas atrás  y salvo el caso de la pedofilia, las violaciones o alguna otra práctica todas las elecciones sexuales, las antiguas perversiones, son toleradas, bienvenidas y recomendadas.

 

Zygmunt Bauman en su libro “Amor Liquido” desarma la idea de que la fuerza necesaria para la realización de actividades culturales se obtenga por la represión de los elementos perversos de la excitación sexual, mas bien, propone lo siguiente: ciertos elementos de la excitación sexual son conocidos como perversos porque se resisten a ser suprimidos y no pueden ser empleados actividades culturales útiles.

Luego propone que “los poderosos ya no parecen interesados en trazar la línea que  separa el sexo correcto del perverso. La razón quizás sea la brusca caída de la demanda de energía sexual disponible para tareas al servicio de la causa civilizadora (producción de disciplina sobre patrones de comportamiento rutinario funcional en una sociedad de productores)”

Y mas adelante: “Pasada la época en la cual la energía sexual debía ser sublimada para que la linea de ensamblaje de automóviles no se cortara, llegó una era en la que la energía sexual debió ser fogoneada, debió tener la  libertad de elegir la válvula de escape que tuviera mas a mano y debió ser incitada a entregarse desenfrenadamente a ella, de modo tal que los automóviles que salían de la linea de ensamblaje pudieran ser luego codiciados como objeto sexual”

Según Bauman los procesos de sublimación están desregulados y no son impulsados por presiones coercitivas sino por la seducción de los objetos de deseo sexual disponibles.

No estamos estamos seguros de que la idea propuesta por Bauman sea correcta, incluso significa un cuestionamiento directo al texto freudiano. Lo que si podemos decir es que es atractiva y que nos permite explicar ciertos fenómenos muy actuales.

Ahora bien, si la pulsión sexual encuentra menos obstáculos, podemos preguntarnos por que hay aun malestar en la cultura. Pero tambien podemos hacer una pregunta distinta: ¿Si la pulsión sexual encuentra menos obstáculos cual es el malestar en la cultura? Esta pregunta nos lleva al plano de la clínica. Hemos elegido para ilustrar esta idea algunas reflexiones de Elisabeth Roudinesco:

 

 

Forma atenuada de la vieja melancolía, la depresión domina la subjetividad contemporánea como la histeria de fin de siglo XIX reinaba en Viena a través de Anna O., la famosa paciente de Josef Breuer, o en París con Augustine, la célebre loca de Charcot en la Salpêtrière. En la víspera del tercer milenio, la depresión se ha transformado en la epidemia psíquica de las sociedades democráticas al tiempo que los tratamientos se multiplican para ofrecer a cada consumidor una solución honrosa.

Por supuesto, la histeria no ha desaparecido, pero cada vez más es vivida y tratada como una depresión. Pero este reemplazo de un paradigma por otro no es inocente.

 

La histeria de antaño traduce una protesta del orden burgués que atraviesa el cuerpo de las mujeres. A esta revuelta impotente, pero fuertemente significativa por sus contenidos sexuales, Freud le atribuía un valor emancipador del cual se beneficiarían todas las mujeres. Cien años después de este gesto inaugural, asistimos a una regresión. En los países democráticos, todo sucede como si ya no fuese posible ninguna rebelión, como si la idea misma de subversión social, incluso intelectual, se hubiese vuelto ilusoria, como si el conformismo y el higienismo propios de la nueva barbarie del bio-poder hubiesen ganado la partida. De allí la tristeza del alma y la impotencia del sexo, de allí el paradigma de la depresión.

 

Todos los estudios sociológicos muestran también que la sociedad depresiva tiende a quebrar la esencia de la resistencia humana. Entre el miedo al desorden y la valoración de una competitividad fundada solamente en el éxito material, son muchos los sujetos que prefieren entregarse voluntariamente a las sustancias químicas antes que hablar de sus sufrimientos íntimos. El poder de los medicamentos del espíritu es de este modo el síntoma de una modernidad que tiende a abolir en el hombre no sólo el deseo de libertad, sino la idea misma de enfrentarse a la prueba que ésta supone. El silencio es, así, preferible al lenguaje, fuente de angustia y vergüenza

 

Estas reflexiones nos sirven para sostener la continuidad entre la psicología social de Freud y la psicología individual. Si Freud demostró que era posible el análisis de la cultura desde los fenómenos que descubrió en sus histéricas no es absurdo intentar una aproximación inversa. Al igual que como lo planteamos antes, solo aquello a lo que nuestra investigación nos ha llevado. No intentamos una teorización profunda y solo dejamos abiertas algunas interrogantes.

 

Freud ya no esta con nosotros para tratar estos temas. Pero Giusseppe Tornatore si se ha metido con estas problemáticas en su último filme La Sconosciuta. Intentaremos, sin desviarnos del todo del recorrido por el psicoanálisis que hemos llevado adelante realizar una lectura crítica-comparativa, de ambos filmes y teniendo en cuenta los puntos sobre los que  hemos focalizado.

 

Es la Italia de 1990. Tanto en Argentina como en Italia se imponían gobiernos marcados por la corrupción y el neoliberalismo. La década del 90 fue la década de los divorcios, los despidos en masa, y un acelerado deterioro de formas de vida tradicionales. Fue la década en que se incorporaron al lenguaje cotidiano representaciones sociales tales como “globalización”, “contaminación”, “calentamiento global”.  Ante esta coyuntura se producían respuestas de ficción, ya sea cinematográfica o televisiva donde se proponía como respuesta el retorno a los viejos y buenos valores, de la familia, el amor, la amistad. En parte, aunque no tan simplificadamente, la película de Tornatore es un ejemplo de estas respuestas a la problemática de un creciente malestar.

La ingenuidad de ese primer enfrentamiento a la posmodernidad sin embargo deja traslucir algunos elementos peturbadores. Un ciervo mirando con tristeza un fila de automoviles embotellados, un nene que no llora mientras tenga televisión, un globo negro que se roba los niños de una imagen soñada, gente con barbijo para evitar la polución, una svástica pintada en la pared…

Algunos detalles precisos que tienen que ver con el analisis semiótico de estas películas. Alguna vez se mencionó en clase, que la música en el cine es un signo sonoro. En Stanno tutti bene, Tornatore usa la misma canción toda la película para dan un sentido de continuidad, en esta película. Usa superposición de imágenes para crear el efecto de atemporalidad o simultaneidad. Nos propone un Mateo que ve a sus hijos como si fueran niños todavía.

En la desconocida nadie habría reconocido a Tornatore. Tanto en su nueva postura como en los recursos que usa, ha cambiado por completo. Usa la música, usa flashbacks, se mete con la prostitución, con la distancia, con un mundo frío de gente irreparable. Pasaron 18 años desde Stanno tutti bene. La protagonista de La Sconosciuta es Ucraniana y como conatmos antes, ese no es un dato menor.

Hay algunos elementos de quiebre entre esta y aquella de 18 años atrás:

La música no insiste, varía. Pero esta usada con la intención de aturdirnos, de desacomodarnos. Por momentos, cuando se juntan los puntos máximos de tensión argumental con los puntos máximos de tensión musical es dificil mantener la mirada fija en la pantalla, o no moverse en la butaca. Lo que en Stanno tutti bene es hilo conductor, homogenizador, en la Sconosciuta se usa como disrupción.

Los flashbacks que en Stanno tutti bene nos hablan de la elaboración constante del pasado, en la Sconosciuta nos hablan de un pasado que irrumpe en forma traumática y fija. Aparecen como un núcleo irreductible de violencia que no puede ser elaborado. Las violaciones, las vejaciones, el amor perdido (en un basurero).

 

En Stanno tutti bene, Mateo debe insistir un poco para que la gente le hable y se interese por el, hay indicios de que la otredad se esta volviendo indeseable. En la Sconosciuta asistimos a la institución de esa forma de vida. Los personajes habitan un enorme edificio con una interminable escalera caracol. Tienen miles de alarmas y trabas de seguridad. Eligen el servicio doméstico de un grupo de inmigrantes a quienes seleccionan con mucho cuidado y teniendo muy en cuenta si tienen los papeles al día.

El domingo pasado en  la contratapa de un muy buen diario argentino se podía leer lo siguiente:

 

…en los países ricos surgen el fascismo, el neonazismo, la violencia contra el diferente, la incapacidad del diálogo, el desprecio de la democracia. Estuve –por cuestiones literarias– unos quince días en Europa y la xenofobia, el racismo y la violencia que conllevan son moneda de todos los días. Todos piden que se expulse a los inmigrantes, que no se los deje entrar. Se levantan muros legales o muros reales, como el que levanta Bush contra los mexicanos. El mundo está entre la derecha occidental y el irracionalismo extremo del islamismo. 

 

Vemos en esta comparación como 18 años después aquello que Freud ha llamado la pulsión de muerte, esta mucho mas presente que en la primera obra de Tornatore, el miedo, la dificultad para construir ligazones libidinales, relaciones sociales, el racismo descarado, el abuso ultrajante del cuerpo del otro. Una película donde lo traumático insiste  desde la música y las imágenes como Freud lo describiera en Mas alla del Principio del Placer. En fin, una película acorde al malestar en la cultura.

 

6 comentarios

  1. Creo que mas completo es imposible. Un gran film y sobre todo emotivo. Felicitaciones. Saludos!

  2. Gracias Amigo, seguí con tu blog “Otros Clásicos” que es lejos de los mejores que hay. Debí suponer que si alguien había visto esta película, ese eras vos.

  3. Gracias, profundamente, gracias. Cómo ser más gráfica?
    Hoy descubrí por casualidad tu página y me deleité por horas leyendo y guardando enlaces para no perder -por desorden propio- un solo vínculo.
    El tuyo es un sitio de lo poco o escasísimo que hay en la red para leer comentarios lúcidos, divertidos y escritos con tinta de materia gris.

  4. ESTOY LEYENDO UN LIBOR DE FEDOR DOSTOIEWSKY ” EL HOMBRE SEL SUBUSUELO” EN EL QUE CREO QUE FREUD BASO MUCHO DE SUS PIRNCIPIOS DEL ESTUDIO DEL ALMA HUMANA,; ES GENIAL ESTE LIBRO, TIENE UNA TEORIA QUE ME ASOMBRA Y GUSTA MUCHO ,… POR SU SENTIDO , INSINUA QUE SERIA MAS ALIVIADORA : 2+2=5 , QUE 2+2=4, NO ME DOY CUENTA BIEN POR QUE , LA RELACION CON EL FILM ” ESTEMOS TTUTI BEN “SERIA POR QUE EL CORAZON ES MUCHO MAS REAL QUE LO CONCRETO Y PARA PODER VIVIR MEJOR Y NO TENER QUE REGRESAR AL SUBSUELO ? .. Y ESO QUE ESTE LIBRO FUE DE CASI COMIENZO DEL 1900, AGREDECERIA AYUDA,…AUNQUE LA LECTURA DE ESTA OBRA MARAVILLOSA AUN NO LA HE CONCLUIDO ES CASI MI LIBOR DE LETURA PERMANENTE, LO MISMO QUE ” EL MALESTAR EN LA CULTURA ..”( AMBAS ACONSEJADAS POR ME EXCELENTE TERAPEUTA )

  5. muy bueno, pero la unica critica o mas bien oposicion mia es al enfoque psicoanalista que siguen uds. pero muy bueno sigan asi🙂

  6. como publicar tu libro gratis

    Stanno tutti bene. | Critica de cine (+/-)


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s